miércoles, 26 de mayo de 2010

Parálisis.


o8-08.887 - Tomada con una compact de 8 MP - Torrevieja,Agosto 2008.









.09-03.0078.3 - 09-03.0078.4 -
Tomada con una compact de 8 MP - Torrevieja,Marzo 2009.





En medio de fotografías llenas de colores,recuerdos de una de las más bellas épocas de mi vida,me encuentro con imágenes tan sombrías como estas.Ahora,volviendo a verlas,me parecen como un aviso no comprendido a tiempo de lo que me esperaba...
(no estoy ahora en una silla de rueda...pero me siento igual de paralizado...)



Creative Commons License

9 comentarios:

  1. No se que es lo que te ha pasado pero espero que esa parálisis no dure mucho (si es que eso es posible)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Compañero, espero que este mal trago pase pronto y vuelvas a verlo todo con sus colores y lleno de optimismo.

    Un sincero abrazo

    ResponderEliminar
  3. Esa parálisis, ¿es por los acontecimientos de tu patria o por eventos personales?...La respuesta es personal, pero deseo que superes ese estado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pienso que hay un momento que nos sentimos paralizados, como estancados, yo lo describo como estar atrapada en arenas modizas, y no puedes avanzar. Lo importante es que despues de esa paralisis, volvamos a caminar. Las fotografias muy buenas,, creeras que la del señor me gusta más en blanco y negro, da como más sentimiento. Un fuerte abrazo mi amigo, y mucho animo

    ResponderEliminar
  5. Hola. Al hombre que más quise, fuimos novios mucho tiempo, iba en una silla a motor.
    Recuerdo que le daba rabia que le mirasen con pena. Decía entonces si no podían imaginar que se podía ser feliz viviendo sentado en la silla.
    Es muy bromista. No creo que tenga que ver. Yo estaba muy triste, y ya estaba triste antes de conocerle. Creo que aprendí mucho de él.
    Fue un alucine. Y nos reímos un montón. Las verdaderas barreras arquitectónicas están en la mente, y las parálisis.
    El miedo es terrible. Lo sé, a mí me paraliza. Me paralizan muchas cosas, pero él me dijo que me sentase en la silla, que no le tuviese miedo. Y nunca nadie se había sentado en su silla. Lo hice y se rompió la maldición de la superstición.
    Fue una época maravillosa que terminó y me dejó el corazón roto.
    Ahora estoy bien. Ahora ya la mía es otra historia que va por otro camino.
    Soy tu amiga. No dejes de caminar.
    Dame la maaaaaaaano.
    Te comprendo. Te digo: estoy paralizada, y en casa. Pero no tiene que ver con ninguna silla.
    Aunque sea un símbolo.

    ResponderEliminar
  6. Si no pones el texto en paréntesis me da un infarto, jajaja. Me gustaron las fotos, especialmente la primera.

    ResponderEliminar
  7. Oh ..oh..oh..

    :(

    I never think on growing old :(
    We will stay young hahaha....
    forever hehehe....

    Hugs :-)

    ResponderEliminar
  8. Los propios miedos a veces también nos paralizan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Sagitaire: espero amigo, que este estado de ánimo tuyo actual, pase pronto. Toda la buena onda y fuerza para vos.
    Un fuerte abrazo.
    Bife.

    ResponderEliminar

Gracias por su visita y por comentar.
Merci pour la visite et pour commenter.